Vivir en Barajas

Las terminales del aeropuerto de Barajas se convirtieron en los últimos años en la vivienda de al menos cinco personas que, por períodos superiores a seis meses, vieron la vida pasar entre sus paredes y lograron sobrevivir gracias a la amistad y ayuda de sus trabajadores. Éstos les facilitan ropa, comida y compañía a estas personas, mientras se trataba de solucionar su problema, lo que en muchos casos es imposible, debido al laberinto burocrático en el que se encuentran.

Algunos llegaron a ser tan populares que muchos dicen que la estatua de bronce que representa a un mendigo en la terminal 1 es la figura de un ciudadano cubano que deambuló durante 18 meses por el aeropuerto madrileño en 1992.

Ante la presencia de estas personas, las autoridades aeroportuarias y las Fuerzas de Seguridad desarrollan infinidad de gestiones con las embajadas para solucionar sus casos y tratan de contactar con sus familias. Pero no siempre lo logran. Algunos de estos “residentes” en Barajas rechazan esta ayuda y “no quieren moverse del aeropuertoEn algunos casos, la larga estancia de estas personas en Barajas provoca tal deterioro de su salud que tienen que abandonar las instalaciones a bordo de ambulancias del SAMUR.

Cinco vidas distintas, que en un momento dado compartieron una misma “casa”, cuyas puertas les abrió el aeropuerto madrileño.

Acerca de pilar_mingote

Licenciada en Filología Románica,profesora de Lengua española y Literatura en ESO y Bachiller.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario