El año de Barack Obama

     Ha pasado ya un año desde que Barack Obama juró su cargo como primer presidente negro de Estados Unidos.  Este hecho ha sido una etapa plena, en la que este hombre, con sus palabras y sus promesas por un cambio,  ha conseguido llenar de esperanzas a la población  estadounidense y, en general,  al mundo entero.

     Hoy, a punto de cumplir 365 días desde su nombramiento, es justo hacer una recopilación de sus actos en su primer año de mandato.

     Estos últimos meses, se han ido creando especulaciones y análisis sobre la capacidad real de este hombre para gobernar, ya no sólo Estados Unidos, sino, indirectamente, el mundo entero. De hecho, si este año hubiese acabado el 15 de diciembre, prácticamente se le podría dar la razón a los que lo han acusado de no actuar según sus promesas electorales. Mas, a partir de esta fecha, ocurrieron dos últimos acontecimientos; la aprobación de la reforma sanitaria y el acuerdo con China, que, de alguna forma, obligan a una lectura más exhaustiva de las metas alcanzadas y de las cuentas pendientes del presidente de EEUU.

     La ya mencionada aprobación de la reforma sanitaria y el acuerdo con China en la cumbre de Copenhague, junto con el fin de la recesión económica estadounidense, el comienzo de una nueva relación exterior enfocada hacia el Pacífico y Asia, y el alcance de un nuevo acuerdo con Rusia por la reducción significativa del arsenal nuclear, son las metas alcanzadas por Barack Obama este primer año de gobierno que constituyen su principal defensa contra la crítica.

     En cambio, la imposibilidad del cumplimiento de la fecha del cierre de Guantánamo ( pese a que los pasos del gobierno conllevan a un cierre ineludible),  unido a la inexistencia total de mención a la reforma migratoria prometida para su primer año, el constante conflicto de Afganistán, la apertura de un nuevo frente en Yemen, y la continuidad de la actividad terrorista, constituyen sus cuentas pendientes que deberá solucionar en los próximos años para que, así, finalizado su mandato, Barack Obama pueda estar orgulloso de haber cumplido todas sus promesas iniciales, y acallar así al máximo posible las voces en su contra y las críticas por sus métodos y capacidades. Ojalá esto sea posible.

Acerca de pilar_mingote

Licenciada en Filología Románica,profesora de Lengua española y Literatura en ESO y Bachiller.
Esta entrada fue publicada en Xornal Pachamama y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario