Pasan a disposición judicial los diez estadounidenses acusados en Haití de tráfico de menores.

Los arrestados intentaron sacar a 33 niños del país sin presentar ningún documento de adopción ni justificantes de que eran huéfanos.

Los diez estadounidenses detenidos en Haití bajo la acusación de tráfico de menores han sido puestos a disposición judicial en la capital Puerto Príncipe. Los arrestos se produjeron el viernes en Malpasse,  cuando las autoridades inspeccionaron el vehículo donde viajaban los estadounidenses y descubrieron a 33 menores, de entre 2 meses y 12 años. La policía sospecha que pueda tratarse de una trama de adopciones ilegales.

Los detenidos, cinco hombres y cinco mujeres aseguran que pertenecen a una organización caritativa vinculada a una iglesia baptista de Idaho. “Esto es un robo, no una adopción”, ha declarado el ministro haitiano de Trabajo y Asuntos Sociales, Yves Christalin. Las autoridades haitianas y diversos organismos internacionales han expresado  su temor a que muchos niños que perdieron a sus familias en el terremoto puedan caer ahora en las redes de organizaciones dedicadas al tráfico de menores, por lo que se están extremando las medidas de protección y vigilancia para evitarlo.

Una de las detenidas afirma :”Teníamos permiso del Gobierno de República Dominicana para llevar a los niños a un orfanato que tenemos allí . Tenemos a un sacerdote baptista aquí cuyo orfanato se derrumbó totalmente y nos pidió llevar a los niños a República Dominicana”.  “Yo iba a volver aquí para hacer el papeleo. Nos acusan de tráfico de menores. Es algo que nunca haría. No íbamos a hacer nada malo”. Los detenidos han asegurado ante las autoridades que pretendían llevar a un total de 100 menores un hotel de la localidad dominicana Cabarete, reconvertido en orfanato.

Acerca de pilar_mingote

Licenciada en Filología Románica,profesora de Lengua española y Literatura en ESO y Bachiller.
Esta entrada fue publicada en Xornal Pachamama y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario