Bodas de sangre, un polémico estreno

Resulta sorprendente el modo en que un aparentemente pequeño suceso, llega a convertirse en origen y causa de toda una espiral de acontecimientos. Ocurre con frecuencia, igualmente, que basta una chispita, un conflicto, unas palabras, para desatar debates y polémicas ya existentes, para reflexionar sobre hechos que llevan tiempo teniendo lugar. En general, cuando buscamos ejemplos para ilustrar tales realidades, solemos aludir a sucesos en cierta manera lejanos, tanto geográficamente, como desde el punto de vista social. Y, sin embargo, a menudo no es necesario viajar demasiado lejos, ya sea a pie o ya sea cibernéticamente, para encontrar sucesos ciertamente interesantes en este sentido.
Ha saltado recientemente a los medios una noticia en relación a un instituto de nuestra misma ciudad, el IES de Zalaeta. En este caso, no se trata de un acontecimiento causante de uno de esos largos debates acerca de los jóvenes y el alcohol, los jóvenes y el bullying o cualquiera de esos grandes temas tan frecuentes en prensa escrita y digital, radio y televisión, que, al margen de su función meramente comunicativa, en ocasiones ofrecen una visión ya no negativa, sino negativista, del colectivo adolescente. Al contrario, la polémica se ha desatado por otros motivos y la opinión pública parece dar la razón a los jóvenes.
Se trata de un tema de sumo interés cultural, de índole literaria y, al mismo tiempo, con trasfondo sociológico. Los protagonistas son los alumnos y alumnas del mentado instituto que participan en el grupo de teatro. Al igual que otros años, con toda la ilusión posible y una muy ensalzable calidad de interpretación, han organizado la representación de una pieza dramática hoy día considerada eterna dentro de la historia del teatro español: Bodas de sangre, Federico García Lorca. Con el estreno previsto para dentro de unas pocas semanas, los preparativos, las ganas, la emoción, alcanzaban sus más altas cotas cuando llegó una noticia que parecía dispuesta a quebrar estas ilusiones.
La SGAE (la Sociedad General de Autores), siguiendo su normativa y no considerando el estreno de esta obra en el Forum Metropolitano, decidió exigir la debida tasa al grupo de teatro, añadiendo a ello la imposibilidad de cobrar entrada al espectáculo. Se ha hablado de suspensión de la representación y de derechos de autor que deben hacerse respetar, lo que ha hecho saltar la polémica a los medios. La decisión de la SGAE ha sido más que discutida y, por supuesto, deplorada por el alumnado y profesorado del IES.
Declaraciones como ‘No nos bajarán del escenario’ o ‘É impresentable, e supoño que alguén, algún político que se adique á Educación, debería tomar medidas’, la primera de ellas a cargo de los integrantes del grupo de teatro y la segunda, del responsable del centro. Explican que, sin el cobro de las entradas y añadiendo el costo de pagar la tasa adecuada, les resultará muy difícil sufragar los gastos en escenarios, vestuario,… que ascienden a más de 3.000 euros, una cantidad nada despreciable para un grupo de teatro escolar. Y, más allá del valor meramente monetario, la simple significación del hecho, a un nivel completamente abstracto.
En todo este batiburrillo de declaraciones, discusiones a nivel político en las cuales han tomado partido algunas agrupaciones, declaraciones por parte de la familia de Lorca y reafirmación de su postura por parte de la SGAE, parece que esta historia tendrá un final feliz. El estreno tendrá lugar en el Fórum Metropolitano el 19 de febrero, de modo que podrán así subirse al escenario a un grupo de jóvenes para, con su voz y con su cuerpo, traernos de nuevo la hermosa obra teatral de Lorca, que a punto ha estado de quedarse en los ensayos y el libreto. Al hilo de esto, y para concluir, se me ocurre una pequeña reflexión. ¿Qué pensaría el gran escritor granadino de la decisión inicial de la SGAE y de la polémica generada? Y, aún más importante, ¿qué sentiría al ver a este grupo de alumnos y alumnas frente al público, representando contra viento y marea su obra? Yo creo que se sentiría muy orgulloso.

Acerca de pilar_mingote

Licenciada en Filología Románica,profesora de Lengua española y Literatura en ESO y Bachiller.
Esta entrada fue publicada en Nuestros viajes literarios, Sociedad y cultura, Xornal Pachamama y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Bodas de sangre, un polémico estreno

  1. Pilar Mingote dice:

    Yo creo que este grupo de alumnas y de alumnos defiende y hace valer sus derechos, y ojala hubiera más jóvenes que defendiesen la cultura y el arte de este modo.Yo creo que lo que está haciendo el SGAE es una forma de robo legal.Cualquier día nos obligarán a pagar un canon por leer un texto literario en clase ,o por respirar.
    Yo voy a asistir al estreno que es la mejor forma de apoyarles, de disfrutar del teatro de García Lorca, y de reconocer el trabajo de alumnos y profesores para mantener el Teatro escolar.
    Y la verdad, creo que habría que entrevistarles, y hacer un reportaje el día del estreno.Se lo merecen.

Deja un comentario