Los desastres del “Botellón”

Dos agentes de la Policía Local de Granada, una mujer y un hombre, han sido agredidos por un grupo de jóvenes que asistían al “botellón” en una zona no autorizada. Los dos policías se encuentran con heridas de puñetazos y mordiscos, y la mujer con magulladuras debido a que le tiraron por unas escaleras. El suceso ocurrió en la calle Santa Bárbara de la capital, sobre las cuatro de la madrugada, al llamar los vecinos a la policía por el ruido que hacían los jóvenes.Cuando los agentes llegaron les pidieron que abandonaran el lugar, ya que a parte del escándalo que estaban montando empezaron a tocar instrumentos musicales; entonces acorralaron a los policías y comenzó la agresión. Por lo menos se ha podido detener a una de las personas que participaron en el ataque y ha sido acusada por delito contra la autoridad. En mi opinión, creo que esta situación se nos está saliendo de las manos. Una cosa es divertirse y otra muy distinta es utilizar la violencia, cuando es totalmente innecesaria. ¿Qué opináis vosotros?

Acerca de pilar_mingote

Licenciada en Filología Románica,profesora de Lengua española y Literatura en ESO y Bachiller.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Los desastres del “Botellón”

  1. pablo de diego dice:

    Hola:
    En mi opinión me parece muy mal que la gente se emborrache;además de estar haciéndolo en una zona no autorizada, no deberían estar haciendo eso. Y si además ensucian la calle, arman jaleo y dañan a gente,eso me parece una gran falta de respeto a las personas de esa calle; y pagan justos por pecadores.

  2. jesus diaz dice:

    ¡Hola!
    La verdad es que estoy de acuerdo con Pablo.Pienso que divertirse no es malo pero siempre utilizando el respeto en este caso hacia la calle y hacia los propios vecinos.

  3. ana andrade dice:

    hola:
    pienso que el botellón es algo que debería de estar regulado.Me parece bien que se haga pero siempre con un respeto ya que la gente que esta en sus casas no debe sufrir por las cosas que hacen los demás, y mucho menos unos policías que lo único que intentan es poner un poco de orden, me parece injusto que les agredan por hacer su trabajo.
    Un saludo.

Deja un comentario