La Orquesta Clásica.

En la orquesta clásica, diferenciándose de la barroca, desaparecen instrumentos como clarines, flautas de pico, laúdes, oboes, y la familia de las violas.
Se introduce el clarinete, que ya se había utilizado en la primera mitad del siglo XVIII, aunque hasta la época preclásica no se incorpora a la plantilla fija de la orquesta.

Además, desaparecen el órgano y el clavicémbalo, y las trompas y trompetas pasan a ocupar el papel de pedales de la orquesta, desapareciendo poco a poco el bajo continuo.

La plantilla de la orquesta clásica estaba dividida de esta manera:

Cuerda, que comprendía Violines I, Violines II, Violas, Violonchelos y Contrabajos.

Viento Madera, que englobaba dos Flautas, dos Clarientes, dos Oboes y dos Fagots.

Viento Metal, con dos Trompetas, dos Trompas y un Trombón.

Y Percusión, dentro del cual estaban los Timbales.

Acerca de pilar_mingote

Licenciada en Filología Románica,profesora de Lengua española y Literatura en ESO y Bachiller.
Esta entrada fue publicada en En clave de sol, Suplementos semanales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario