Jenson Button gana y Fernando Alonso remonta

El Gran Premio de China ha dejado con un sabor amargo a los aficionados españoles, ya que Fernando Alonso no pudo ni conseguir la victoria ni entrar en los puestos de podio. Aún así firmó un meritorio cuarto puesto, después de una gran remontada a causa de una penalización por parte de los comisarios a principios de carrera. El triunfo final fue para el inglés Jenson Button, que ganó una carrera marcada por la intermimente lluvia, que provocó un gran revuelo en los “boxes” de los equipos y que obligó a algún piloto como Jaime Alguersuari a realizar seis paradas. Pero con la lluvia de por medio, se pudo ver un gran espectáculo sobre el trazado chino con adelantamientos, salidas de pista, disputadísimas entradas en los boxes entre los pilotos y mucha emoción. El podio lo completaron Lewis Hamilton y Nico  Rosberg, este último demostrando que es un piloto de una clase exquisita y mostrándole a Michael Shumacher que no solo por haber sido siete veces campeón del mundo va a intimidarle. La decepción de la carrera fue el equipo Red Bull, que en la salida copaba las dos primeras posiciones y que al final de la carrera, terminaron el sexto y octavo puesto respectivamente. Lo mejor de este Gran Premio de China fue el gran duelo que hubo entre Shumacher y Hamilton, con grandes adelantamientos por parte de los dos, y la gran remontada de Alonso, a pesar de la penalización de los comisarios. Lo peor, sin duda alguna, fue la nefasta decisión de los comisarios de no sancionar a Lewis Hamilton y a Sebastian Vettel por sus peligrosas maniobras en la entrada y salida del “pit-lane”.

Por: Rafael Prieto

Acerca de pilar_mingote

Licenciada en Filología Románica,profesora de Lengua española y Literatura en ESO y Bachiller.
Esta entrada fue publicada en Sobre ruedas, Suplementos semanales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario